VIVO

Residente en el Hipódromo de Palermo: La voz del reclamo

Por Jota Ayerza |
  • Créditos: Mono Gómez / Lauria Play.
  • Créditos: Mono Gómez / Lauria Play.
  • Créditos: Mono Gómez / Lauria Play.
  • Créditos: Mono Gómez / Lauria Play.
  • Créditos: Mono Gómez / Lauria Play.
A más de un año de sus dos shows en el Luna Park, el rapero puertorriqueño recurrió a un venue más grande para su regreso al país con un contundente espectáculo apto para todo público.

Un corazón empieza latir en la gigante pantalla de led que da final del escenario y la gente se silencia. El Hipódromo de Palermo espera por la salida de Residente pero él todavía no llega, es su banda quien da comienzo al show con una intro previa a “Somos anormales”. Porque a pesar de ser un rapero, el espectáculo con el que el boricua está recorriendo el mundo casi que prescinde de la pistas.

"Un placer estar nuevamente con ustedes, Argentina es como mi segunda casa", comentó el artista tras terminar el "El baile de los pobres". Pero su frase no es demagógica, es real. El ex Calle 13 vivió en el país y tiene un hijo con la actriz argentina Soledad Fandiño.   

La noche en el predio de Palermo comenzó más temprano con los shows PJ Sin Suela y WOS. Una vez que Residente salió al escenario el espectáculo se extendió por más de dos horas. Hubo lugar para casi todo su álbum solista y hits de Calle 13 como “El aguante”, “Atrevete-te-te”, Latinoamérica”, “Muerte en Hawaii” y “La vuelta al mundo”.

Acorde a su indiosincracia artística que le da voz a diferentes reclamos sociales, el rapero cedió la voz al público cuando se iniciaron dos cánticos: uno por la defensa de la educación pública y gratuita, y otro que pedía por el aborto legal, seguro y gratuito en Argentina. Luego, se encargó él mismo de darle voz a la delicada y precaria situación de inmigración que atraviesa Latinoamérica en general. "Ahora en México hacen con el resto de los latinoamericanos lo que ellos le reclaman a los Estados Unidos: cerrarles las puertas".

A lo largo de la noche Residente se tomó algunas pausas para hablar con el público como si estuviera en un café. Relató cómo fue la creación de su álbum debut como solista; que implicó una prueba de ADN y un viaje por casi todo el mundo en busca de sonidos y músicos. Por eso, es que su banda tiene entre sus filas a un marroquí, un alemán y un estadounidense. “A veces no entiendo como no se comprende como somos parte de una misma raza, la raza humana”, dijo.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Milo mirando a papá romperla en Buenos Aires ❤️🙏 My son looking at daddy while he brings the house down in Buenos Aires.

Una publicación compartida por René Pérez Joglar (@residente) el

Además de desplegar un show abrumador en lo musical, el ex Calle 13 dejó un solo momento para mostrarse como un rapero de pura cepa que se monta sobre una pista instrumental. Sin pelos en la lengua, escupió la letra de “Rap bruto”, su último sencillo donde al igual que en “Adentro” hay zaña  y punch lines de sobra para los “nuevos raperitos”.

El puertorriqueño, que venía de realizar shows en Córdoba y Rosario, dejó en claro que su paso por la Argentina será siempre inevitable mientras esté de gira. Su propuesta es tan ecléctica y contundente que se vuelve universal y apta para todo público.

Tras completar los tres shows restantes de la gira (10 de noviembre en República Dominicana, 23 en Bogotá y 24 en Cali), el rapero frenará por un tiempo con las presentaciones en vivo para encarar su próximo álbum de estudio. “No creo que vuelva a tocar por un buen tiempo”, había adelantado a Billboard AR previo al show en el Hipódromo de Palermo.