VIVO

Noel Gallagher en el Luna Park: libertad y vuelo alto

Por Walter Garré |
El exOasis lo hizo otra vez: con un show sólido y emocionante, repasó temas de sus discos solistas más algunos clásicos de su histórica banda.

Mucho se ha escrito sobre el devenir de los hermanos Gallagher en su era post-Oasis, para bien y para mal. La separación de la banda, más allá del marketing y las peleas por redes sociales, le sigue sentando muy bien a Noel Gallagher, que visitó nuevamente nuestro país para presentar en Rosario y Buenos Aires Who Built the Moon?, su último trabajo de estudio.

En una época de festivales y shows dominados por los gustos de milennials y centennials, anoche en el Luna Park fue el momento de la Generación X. Mucho jean, remeras de Oasis, camisas leñadoras y gorras trucker. Pocos posers y más relax, nadie estaba demasiado producido, ni desarreglado: adentro, la puesta en escena acompañaba sobria, con apenas un telón de fondo, sin parafernalia. Lo importante de ambos lados era la música.

Con la puntualidad típica de los británicos, a las 21 hs salieron al escenario Noel Gallagher y sus High Flying Birds e iniciaron el recital con la psicodelia de "Fort Knox" y la fiesta de "Holy Mountain", que había sido estrenada e interpretada por primera vez en nuestro país el 10 de octubre del año pasado cuando la banda vino de visita como telonera de U2.

En el siguiente segmento, Noel dio un paso al costado y su banda tomó el mando, con una sección de vientos exquisita, teclados y coros femeninos que acompañaban en algunas canciones. En "It's a Beautiful World" fue el turno de Charlotte Maironneau, y hubo un repaso de sus primeros discos solistas con "If I Had a Gun..." (2011) y "Dream On" (2015)

La madurez de Noel no solamente se expone en lo musical, sino en la confianza sobre su material solista; recién después de interpretar siete canciones llegó el momento de la primer canción de Oasis: “Quiero dedicarle este tema a todos los que fueron al estadio de River Plate” (en referencia al mítico show del año 2009 que Noel califica como uno de los más memorables de su vida). Acto seguido llegó "Little by Little", y el Luna Park se vino abajo.

Con una lista de temas estable que no suele tener grandes cambios, la sorpresa de la noche eclipsó a la original. "Alone in the rope" (que figuraba en el listado de canciones y solo había sido interpretada un puñado de veces en su carrera) fue reemplazada por "The Man Who Built the Moon”: "Esta la tocamos solo una vez, en Manchester”, exclamó Gallagher.

Entre tema y tema, el vínculo entre Noel y el público argentino continuó creciendo: alabanzas y cantos en cada silencio, “Olé, olé olé, Noel, Noel” y agradecimientos del inglés, que en este momento de su carrera es libre como un pájaro de alto vuelo. El cierre de la noche llegó con covers: "Go Let It Out", el himno "Don't Look Back in Anger", en una versión acústica y con los miles de asistentes en coros, y el homenaje a los cuatro de Liverpool con "All You Need Is Love".