RESEÑAS

Francisca y Les Exploradores cambia de piel

Por Juan Manuel Pairone |
  • PH: Nora Lezano
En 'Hermafrodita', Franco Saglietti se deconstruye en pos de un surrealismo pop que no abandona la tradición porteña. El 12 de octubre presentará el álbum en Niceto Club.

Franco Saglietti es, ante todo, un maestro del disfraz. Difícilmente haga lo que se espera de él y esa es una de sus mejores cartas a la hora de trabajar sobre música nueva. En este cuarto disco, la presencia activa de su banda (deconstruida como Les Exploradores) se hace notar, pero no en la dirección caótica y experimental que sugería Ra o en el clasicismo de Franco. Por el contrario, una atmósfera chill recubre toda la producción, que dibuja un plan de pop onírico, entre la vigilia y el inconsciente.

Más allá de pasajes puntuales (“Cuentagotas”, “El invierno” o el glorioso final de “Plaza Italia”), la organicidad de los músicos tocando queda de lado frente al protagonismo de Saglietti y un registro que prioriza los matices de su voz. “Villa Urquiza”, junto a un emocionante Fito Páez, es la columna vertebral del disco y funciona en al menos dos niveles: ratifica el anterior padrinazgo de Adrián Dárgelos y propone un terreno propio en el que el costumbrismo porteño encuentra un interlocutor cargado de sensibilidad y ansias por crecer.

A Francisca y Les Exploradores la completan Bruno Dante Ferro en batería, Italo Luciano Ferro en guitarras, Niko Garay en synths y pianos, y Kevin Borensztein en bajo y synth bass. La identidad se termina de componer a fuerza de la producción de Gonzalo Aloras, la grabación en Panoram Studios en México y el arte en manos de la prestigiosa fotógrafa Nora Lezano.

El próximo viernes 12 de octubre presentará el álbum en Niceto Club. Las entradas se pueden adquirir por sistema Ticketek