NACIONAL

Gigio González y Mario Siperman: La unión hace la fuerza

Por Marcelo Fernández Bitar |
  • Gentileza S
Uno de los grandes cantautores locales se juntó con el tecladista de Los Fabulosos Cadillacs y terminaron grabando un disco juntos, al que se sumaron Vicentico, Daniel Melingo, Flopa, Hilda Lizarazu y María Ucedo, entre otros.

Un repaso de la lista de temas del disco Instrucciones para ver el sol alcanza para sugerir que esto es algo más que el debut de Gigio & Spiker. En la fusión de un héroe casi anónimo del rock local con el histórico tecladista de los Cadillacs, que alguna vez tuvo el apodo de “Spiker”, prácticamente cada tema cuenta con un cantante que se suma a la voz de Gigio González, como si fuera un álbum lleno de colaboraciones. Pero no es una superproducción nacida en una gerencia de marketing, sino un encuentro de amigos que fue creciendo más allá de lo imaginado. Es más, al principio todo era nada, apenas la idea de juntarse.

Gigio, que comenzó haciendo música en el epicentro del punk local de Zona Norte (El Vértice, Día D) y en los años 90 se fue a España, cuenta: “Llamé a Mario para juntarnos y ver qué pasaba. No sabía que iba a ser un disco. Es más, la primera vez que vine a su estudio pensé que me iba a dar músicas y yo les iba a poner letras. Pero lo primero que hizo fue pedirme que le mostrara canciones, y quedó así. No había plan, y fue superlindo verlo tan metido en las canciones”.

Mario enseguida aclara que en la época del primer llamado de Gigio, hace ya un año y medio, justo estaba con ganas de experimentar con un instrumento nuevo, el Ableton Push, así que se metió en el rol de productor. “Después, la cosa tomó velocidad –cuenta–, y mi curva de aprendizaje era más lenta, así que lo grabamos de la manera convencional”.

La grabación se interrumpió bastante, tanto por la actividad de Mario con los Cadillacs como por los variados proyectos de Gigio. En esos meses se terminó sumando, de manera absolutamente casual, Daniel Melingo, amigo de ambos desde la producción del primer álbum de LFC y la estadía de Gigio en España, época de Lions in Love. “En realidad –dice el cantautor–, hice el tema ʽEspiralʼ para su último disco y de paso le mostré ʽMúsicos del solʼ, que le gustó y me dijo de hacerlo. Así fue como nos invadió ese camino que veníamos recorriendo los dos solos”.

Una vez abierta la tranquera, se fueron sumando cantantes invitados como Vicentico y tres voces femeninas de lujo: Flopa Lestani, Hilda Lizarazu y María Ucedo. Y a la hora de buscar músicos adicionales, llamaron a Fernando Ricciardi (baterista de Día D, Cienfuegos y LFC), Alejandro Fiori (compañero de Mario en Los Encargados, en 1982), Federico Ghazarossian, Sergio Rotman, Ariel Minimal y Hernán Bazzano, entre otros. “Tener amigos grosos está bueno –admite Mario–, pero no buscamos ninguna superproducción, sino que primó otra idea, con la independencia al extremo”.

El resultado es una exquisita colección de ocho canciones que reflejan el talento de un compositor de bajo perfil como Gigio, muchas veces catalogado como un “héroe olvidado” de su generación, que aquí encontró en Spiker el compañero ideal para armar un proyecto contundente, donde no faltan guiños en las duplas vocales mixtas, al mejor estilo Gainsbourg.

Y así como no había plan previo, tampoco hubo plan posterior para tocar en vivo, aunque ahora les dieron ganas y están ensayando con vistas a presentarse en noviembre en Capital. “¡Ahora hay que sacar los temas!”, dice Gigio, con innegable alegría, la misma que dio forma a un proyecto que se hizo realidad y es una de las grandes sorpresas discográficas del año.