Fernet 1882 presenta

Conociendo Rusia: Volar con los ojos cerrados

Por Patricio Cerminaro |
  • Gentileza Conociendo a Rusia
Su álbum homónimo funciona como una aventura a través del streaming para recuperar la tradición pop y cancionera de los Calamaro y los Páez. Y tiene sentido: Mateo Sujatovich posee ascendencia rockera y nacional.

El Mundial pasó y sus redes sociales no dieron aviso: en marzo y de imprevisto se lanzó Conociendo Rusia, el proyecto solista de Mateo Sujatovich, en vísperas al evento más importante del mundo, a realizarse en ese país. Sin embargo, lo suyo pasa por otro lado: lejos del exitismo futbolero, las siete canciones que componen el álbum abordan el desamor como hilo conductor y endiosa el formato canción.

Sujatovich es el hijo de Sujatovich: Leo, su padre, fue tecladista de Spinetta Jade y tocó en PorSuiGieco y con Nito Mestre. Evidentemente tiene cargado el estribillo y la prosa en el código genético. Sin ir más lejos, parte de este trabajo se grabó en el “Club Atlético Sujatovich”, un estudio compartido entre padre e hijo.

Si bien este resulta el lanzamiento de la carrera solista de “El Ruso”, su presencia en el under no es nueva: fue guitarrista de Detonantes, parte del dúo Testigos, produjo el segundo álbum de Nidos y hasta compuso canciones para varios proyectos audiovisuales. Y, evidentemente, ese camino lo trajo hasta acá: de su etapa como violero ha quedado poco –en el disco, las cuerdas juegan un ida y vuelta en constante tensión con los teclados y los sintetizadores. Spoiler: las teclas ganan–, pero conservó un poco más de su experiencia para cine y TV: sus composiciones son visuales.

Por su vocación bailable, su sonido se linkea con varios contemporáneos como Barco, Indios y Juan Ingaramo. Y cuando canta “viajar en el tiempo es una tentación. Aunque sea duro, aunque a veces duela, lo recorro y lo convierto en canción”, tal vez queriendo, tal vez sin querer, también justifica esa imantación por recordar timbres spinetteanos, vicios vernáculos de tiempos pasados.

En marzo publicó el disco y en mayo se presentó oficialmente en vivo. De hecho, poco tiempo atrás publicó en redes sociales que todo esto le cambió la vida. Cuando todo comenzó, todavía lejos de ese cambio y con un puñado de canciones como escudo y un link de YouTube como espada, anunció: “Este es el primero de muchos discos, así que vayan acostumbrándose a esta geta [sic], amigos”.