SHOWS

Paulo Londra en Niceto Club: Trap para toda la familia

Por Rocío Caro Pacello |
  • Gentileza Londra
  • Gentileza Londra
  • Gentileza Londra
  • Gentileza Londra
  • Gentileza Londra
  • Gentileza Londra
Anoche, el rapero cordobés dio su segundo show en el venue de Palermo.

“Esto no es solo un show, es una fiesta”, dijo ayer Paulo Londra cuando salió al escenario de Niceto Club. Vestía un buzo negro con la inscripción “Champion” en letras blancas y un pantalón jean. Después, presentó a sus amigos, “los leones del flow”: un grupo de siete chicos sub-30 entre los que se encuentran el DJ Alan Tejeda y el productor colombiano Daniel Oviedo, “Ovy On The Drums”, conocido por su colaboración con Bad Bunny y Karol G en “Ahora me llama”.

“Vamos a poner esta canción antes de arrancar porque siempre me pone arriba”, dijo Londra antes de que “Bandolero” de Don Omar (parte de la banda sonora de “Rápido y furioso”) empezara a sonar en los parlantes como una introducción a lo que se venía, “Condenado para el millón”, en el que Londra rapea sobre “la maldición” de sus canciones, destinadas a tener más de un millón de reproducciones.

Siguieron “Está bien” y “Relax”, que ya tiene más de veintiocho millones de reproducciones en YouTube. A solo tres canciones del comienzo, el músico tenía al público, compuesto por chicos de seis a veinte años  y por algunos padres,  en la palma de su mano. Después combinó beats lentos (“Me tiene mal”) con sus hits más bailables (“Luna llena”). Todos fueron coreados con la misma intensidad por el público, que demostró conocer la letra de cada canción de principio a fin.

“Se empieza a descontrolar, acá se pudre todo. Cuidado a la hora de saltar”, dijo.  Con “Nena Maldición”, que cuenta con más de 170 millones de visitas en YouTube, la noche llegó a su clímax. “Si me gusta una chica, yo se lo digo”, dijo en el cierre, y le dio paso a su último single, “Dímelo”, que terminó con un pogo sub-20 frente al escenario. Londra llegó al final del tema y antes de irse del escenario le dio play a un remix de “Nena Maldición” que convirtió a Niceto en una matiné.

Paulo Londra está muy lejos del estereotipo de trapero: en sus canciones no habla de sexo ni de drogas y tampoco se mete en peleas. Incluso cuando formaba parte del circuito de batallas de freestyle, era conocido por no insultar a sus rivales. Así, logró convertir su concierto en un evento familiar para salir de la típica rutina del domingo.