ENTREVISTAS

J Balvin: “Estoy muy orgulloso de que esta música llegue tan lejos”

Por Santiago Torres |
  • Gentileza Telemundo
El embajador de TAG Heuer e intérprete de “Mi gente” goza de un reconocimiento cada vez mayor dentro de la industria musical de los Estados Unidos, donde subió al escenario del Coachella y protagonizó la ceremonia de los Billboard Latin Music Awards, en Las Vegas.

Después de compartir escenario con Beyoncé y Cardi B en Coachella, José Osvaldo Osorio –o J Balvin– fue una de las figuras principales de los Billboard Latin Music Awards que se realizaron en Las Vegas. El cantante colombiano de 32 años interpretó dos de las canciones que integran su nuevo álbum Vibras –que verá la luz a fines de mayo–, se lució a dueto con Nicky Jam en X y se alzó con el premio a Canción Latin Rhythm por el hit “Mi gente”.

Más allá de las colaboraciones, cantar en vivo en Coachella con Beyoncé y Cardi B debe haber sido un sueño cumplido. ¿Cómo lo viviste?

- Claro, son pasos muy importantes para la cultura latina a nivel mundial. Creo que no había pasado un crossover en español de esta manera. Estoy muy orgulloso de que toda esta música que estamos haciendo en nuestro idioma llegue tan lejos. Es bueno no tener la necesidad de hacer algo o pertenecer a algún movimiento en inglés para alcanzar reconocimiento y una situación global como estamos viviendo actualmente.

Uno creería que ese crossover y las colaboraciones exceden a un género específico, incluso al reggaetón o al trap. ¿Creés que lo que está sucediendo es gracias al envión del movimiento de la música urbana? ¿Sería más correcto si lo llamáramos dembow?

- Yo lo llamo música simplemente, ya sabes. Lo importante es que sea buena y que la gente se identifique. La buena música va a permitir realizar colaboraciones brutales y que sean orgánicas. No tiene sentido hacer colaboraciones simplemente planeadas. Todas las que he hecho fueron sobre la base del respeto musical que hemos ido adquiriendo con otros artistas durante estos años. Obviamente, la idea es seguir innovando. El 25 de mayo sale el álbum Vibra, donde tenemos música para el mundo.

¿Cuál es tu fórmula para producir con tanta frecuencia?

- Todo depende de la vibra que le pongas. Todo se debe al disfrutar el hacer música. Cada vez que estoy en el estudio, disfruto lo que hago, y cuando ya está hecha la canción, la disfruto muchísimo también. Gracias a Dios, “I Like It”, con Cardi B y Bad Bunny, está ahora en el Hot 100 de Billboard. Yo creo que vendrán varios número uno más adelante.

¿Por qué decidiste mezclarte con nuevos artistas argentinos?

- Me encanta apoyar nuevos talentos y los movimientos que están surgiendo en diferentes países, y la Argentina no puede ser la excepción con lo que está pasando con Duki y Paulo Londra… Es increíble. Y no son solo ellos. Hay muchos más artistas.

¿Es cierto que junto a tus productores son obsesivos del armado de beats y que esa es la razón por la cual los artistas anglosajones quieren trabajar con ustedes?

- No pienso tanto para hacer música. Cuando uno se complica, complica la vibra. Es verdad que siempre tratamos de ser lo más creativos posibles. Casi todo el tiempo salimos de nuestra zona de confort, porque nos gusta reinventarnos para ver si hacemos algo que tenga esencia como tal. Hay que estar bien creativo cuando uno se encuentra al lado de Sky [Alejandro Ramírez, uno de sus productores].

Estamos dentro de la semana de la música latina de Billboard. Estás nominado a Artista del Año, entre otras categorías, y ya conocés bien estos premios. ¿Qué expectativas tenés?

- El trabajo me ha permitido tener esta relación con Billboard. Entiendo que el público es el que manda, y estoy muy contento de estar nominado [finalmente ganó el premio a Mejor Canción Latin Rhythm del Año por “Mi gente”] y de que estemos presentes, manteniendo la vigencia. Hay que estar siempre. Mejores hay muchos y les deseo éxitos a todos, aunque estoy seguro de que Luis Fonsi arrasará [“Despacito” se coronó con seis galardones, entre ellos el de Canción del Año].

Después de tus días más difíciles, como el incidente con el avión, te mostrás muy agradecido en tus redes. ¿Qué mensaje les darías a aquellos que están pasando un mal momento?

- Yo ya estaba muy agradecido con la vida. No tuve que pasar por el accidente para seguir dándole gracias a Dios. Uno es muy consciente de que estamos aquí cuando podríamos no estarlo. Así que todas son bendiciones. Creo que los seres humanos tenemos resiliencia, que es la virtud de poder sobrepasar los momentos difíciles y convertirlos en una experiencia más, para volverlas a favor de nosotros. Adaptarnos a las situaciones complicadas y salir adelante. Lo que no mata, fortalece; y si nos mató, es porque nos tenía que matar.

Pensaba en lo que sucedió con Avicii. Un hombre joven y exitoso, con una vida con mucha vorágine como la tuya. ¿Qué te generó la noticia de su muerte?

- No todo tiene que ver con el estilo de vida que llevas; más allá de si eres artista o no. Tarde o temprano, llegará el día en que nos tendremos que adelantar. Para morir, primero hay que estar vivos. En cualquier momento nos puede llegar. Obviamente, uno se pone a pensar en que hay que disfrutar el presente al máximo. Nunca se sabe lo que nos va a pasar.

Estás marcando un estilo bien colorido. ¿Qué significa la moda en tu vida y en tu carrera artística?

- Es otra parte, completamente. Es inversamente proporcional. Cada género en la música tiene su forma de vestir y de representarse. Desde pequeño siempre he amado mucho la moda, al igual que la música. Más que el estilo, es la forma en que tú puedes hablar o mostrar tu personalidad sin abrir tu boca.

¿Qué significa el tiempo para vos? ¿Por qué representás a TAG Heuer como embajador?

- Con TAG Heuer hay una relación orgánica. Es muy bueno que a los latinos nos tengan presentes este tipo de marcas de lujo y que sigamos cambiando el concepto. Antes había una idea retrógrada sobre nosotros, y ahora se ve que somos una cultura muy bonita a la cual le gusta lo bueno. Para mí, el tiempo es completamente relativo. Un reloj es más que la medición del tiempo, es más bien un accesorio. Más allá de la hora que me dé, yo disfruto del diseño, de la forma y de los colores.