ENTREVISTAS

Royal Blood : “Si perdés la calma, podés acabar con tu salud”

Por Walter Garré |
El dúo británico finalmente llegará a nuestro país para el Lollapalooza. Del anonimato a estrellas del rock en apenas unos meses, su imponente sonido será el protagonista del Main Stage 2 el viernes 16, a las 18:30 h.

Durante el verano de 2013, Matt Helders −baterista de Arctic Monkeys− paseaba por Glastonbury con una remera de una banda llamada Royal Blood, que en ese momento, eran un grupo de desconocidos que ni siquiera habían editado su primer single. Un año después, Royal Blood había lanzado su primer disco, paseaban por el Glastonbury antes de tocar y estaban en boca de todos en la industria.

Con un rock crudo atravesado por el blues y el stoner rock −¡pero sin guitarras!−, la banda formada por Mike Kerr y Ben Thatcher tocará en el Lollapalooza Argentina para presentar el álbum How Did We Get So Dark?, lanzado en 2017. Y entre nosotros, es el show que no podés perderte.

2014 y 2015 fueron años salvajes para ustedes, llenos de giras y festivales. ¿Cómo fue la experiencia?  

- Tal como decís, esos años fueron una locura. Afortunadamente, teníamos claro que había que esforzarse para aprovechar el momento. Sabíamos que si perdíamos la calma, podríamos haber acabado con nuestra salud. La pasamos muy bien; ahora, desde hace un tiempo, estamos de descanso, tomando sol y tequila, así que tenemos ganas de volver a la gira y conocer muchos lugares nuevos. Será una gran fiesta.

How Did We Get So Dark? fue escrito y grabado en  Brighton, Hollywood, Los Ángeles, Nashville, Bruselas y Londres. ¿Realmente estaban trabajando en un disco o solo buscaban unas vacaciones en el medio del proceso?  

- [risas] En realidad solo grabamos en Bruselas y Londres. Los otros lugares los usamos para escribir, y como teníamos amigos en muchas de esas ciudades aprovechábamos para pasar tiempo con ellos y… ¿sabés qué? Definitivamente nos merecíamos unas vacaciones. En nuestras primeras giras no nos tomamos muchos descansos. No es la idea viajar y estar obsesionado con el trabajo, sino viajar de otra manera, usar los diferentes lugares para tener diferentes inspiraciones. Jolyon Thomas nos sugirió Bruselas, así que estuvimos seis semanas en ese paraíso para los amantes del chocolate.

El título de su álbum pregunta por qué se volvieron tan oscuros. ¿Cuál es la respuesta?

- Es una especie de pregunta retórica, porque básicamente es lo que soy. Si trabajases con nosotros te darías cuenta. Nos acabamos de conocer, y todo está bastante claro por ahora; pero quizás, a medida que avancemos con la conversación, nos ponemos más oscuros. Aún no sé la respuesta, ¡Quizás lo averigüemos cuando vayamos a la Argentina!

Son solo dos integrantes, un bajo y una batería. ¿Cuál es el secreto para que el sonido sea así de impactante?

- Solo se trata de tener un gran sonido en el bajo, pegarle a la batería bien fuerte y tener una gran dinámica como la que tenemos nosotros. El sonido viene fácil después de eso. Sería muy técnico y aburrido hablar de los detalles. Nosotros estuvimos en muchas bandas antes de formar Royal Blood, así que cuando nos juntamos ya sabíamos lo que queríamos y lo que no; fue muy simple y natural.

¿Y cuál es la peor parte de ser solo dos?

- Las bromas. No somos muy buenos contando chistes. Otra parte que no está buena es que no tenemos un equipo de fútbol muy bueno como banda.

Hoy, las radios y los charts están dominadas por el hip hop, el pop, la electrónica o el trap. ¿Cuándo el rock volverá a reinar?

- El rock en vivo es brillante, y no hay mucho en el centro de la escena en este momento, pero es increíble cuando vivís un concierto de rock. Es una cuestión de tiempo: la gente se aburrirá de algunas cosas que son pasajeras y volverá al rock & roll.