CHEVROLET ONIX INVITA:

Leo García: "Quiero ser profeta en Buenos Aires"

Por Marcelo Fernández Bitar |
El talentoso cantante y compositor se sumó a las #BillboardSessions y anticipó detalles de sus proyectos y del recital que dará dentro de muy pocos días en el Lollapalooza Argentina.

La terraza de un hotel nuevo en un edificio viejo en Avenida de Mayo es el marco para una charla con Leo García, que llega con su guitarra para una nueva #BillboardSession. Se entusiasma con la locación y sugiere dónde ubicarnos para que se luzcan los detalles de otros edificios tanto o más antiguos.  

¿Cómo te estás preparando para el Lollapalooza?

- Creo que la experiencia me lleva a buscar placer arriba de un escenario. No es un show mío como solista, sino una suerte de oportunidad de armar un dúo con Benito Cerati. Más allá del significado que para mí tenga tocar con él, por todo lo que se pueden imaginar, tengo una gran amistad con él. Jamás pensé que se iba  desarrollar de ese modo, así que estamos muy contentos. Decidimos hacer algo enfocado en una comunicación casi sensorial a través de las máquinas, así que estamos preparándonos para disfrutar, aprovechar ese supersonido, ese escenario maravilloso y las pantallas. Estamos en una era donde el soundsystem es la performance.

Supongo el año pasado fuiste a ver a Duran Duran...

- Sí, sí, y me encantó cómo la gente participa con la familia. Ya tuve la oportunidad de cantar como solista en Lollapalooza hace un par de años, y una cosa que me gusta muchísimo es lo que pasa en el backstage, cómo te tratan en los camarines. No sé si soy tan vivo como para darme cuenta de que es una oportunidad para que me vea mucho público. Priorizamos el placer y la satisfacción de poder hacer lo que nos gusta en un sonido poderoso. En el plano nacional, no se ha visto tanta electrónica en vivo, así que es lo que vamos a hacer: vamos a ser como una remake de Los Encargados [risas]. De hecho, Mario Siperman, que fue uno de los Encargados, nos está ayudando con las partes técnicas.

¿Puede esta colaboración con Benito desembocar en más shows juntos o en un disco?

- Con Benito queremos seguir tocando con este formato. Tenemos la fantasía de ir a Europa, al festival Sónar y hacer toda esa movida; editar afuera. Yo me estoy dedicando mucho a eso, y Benito se está copando y se está dando cuenta de que está bueno poder hacerlo. Amamos mucho esta música sensorial, y cuando nos juntamos, vamos sincronizando los instrumentos y es maravilloso. Cuando empezás a sentir que ocurre, decís: “¡Está ocurriendo!”, que es muy diferente a ponerse a componer una canción. Así que me encantaría poder ir a terrenos donde este tipo de música se aprecia mucho más.

Hay una característica tuya desde que comenzaste, en la época de Avant Press o antes, donde por un lado tenías la parte de canciones y por otra la parte electrónica. ¿Ahora cómo estás maqueteando?

- Y ahora volví a la guitarra criolla. Volví a mis esencias y me di cuenta de que ser nuevo era volver a ser lo que era. Es una especie de reciclaje. Yo vuelvo fortalecido. Es la ley del karma, pero mejorada. Se nos repite la película, pero tenemos que volver fortalecidos. Y en mi caso, se repite la máquina y la guitarra criolla. Estoy haciendo un disco del que tengo el título, que es Lluvia de estrellas, y ya hice la tapa con un iPad. Quizás después llame a un amigo diseñador para que la arregle, pero la idea era hacer todo desde el iPad o un celular, para que después eso se vea en Spotify o Apple Music. No pensé nunca que iba a ser la tapa de un CD o la tapa de un vinilo, sino una tapita que vas a ver chiquita. Estoy juntando desde covers de canciones clásicas hasta canciones nuevas. Compuse una canción con Iván Noble, y estoy buscando colaboraciones con otros artistas nuevos o grosísimos de nuestro rock nacional. Hice unos covers de Andrés Calamaro y Juanse.

 ¿Y después?

- Quiero tocar mucho en vivo y te digo por qué. Hace unos cuantos años que no toco en Buenos Aires y me empezó a agarrar intriga. ¿Puedo llenar o no puedo llenar un teatro? Eso es una amenaza constante que lidia conmigo y con otros artistas. Se redujo mucho la convocatoria del público en general. Voy a tocar mucho, porque aparte es lo que me mantiene vivo. He pasado muchos fines de semana aguantándomela, haciendo vida sana, yendo al gym. Para poder estar mejor vivo. En las provincias me va bastante bien, porque está esa fantasía de que uno vino de otro lugar, pero Buenos Aires me tiene que corresponder. Quiero ser profeta en mi tierra.