NACIONAL

Emmanuel Horvilleur: “Quiero mezclarme con distintas generaciones”

Por Jota Ayerza y Santiago Torres |
  • PH: Claudio Arena
En el marco de la Mustang Experience, un roadtrip que llevó a los autos insignia de Ford desde Buenos Aires hasta José Ignacio, en Uruguay, el integrante de IKV presentó su nuevo single, 'El hit', y anticipó un 2018 en el que retomará su carrera solista y curará un festival de artistas emergentes. Mientras tanto, se prepara para presentarse en el Lollapalooza.

Los métodos para componer hits son misteriosos y diversos. Es difícil imaginarse a Charly García y Max Martins (Backstreet Boys, Britney Spears, NSYNC, Taylor Swift) coincidiendo en la forma de escribir una canción. Emmanuel Horvilleur también tiene su fórmula, que tanto con IKV o de manera solista, le ha funcionado para sonar en radios, boliches y celulares. “Cuando hice mis canciones más hiteras, estaba jugando”, admite el músico de 42 años. “Mismo la frase ‘Yo nunca perseguí el hit’ me salió jodiendo”, explica refiriéndose a su último single justamente titulado, El Hit. La frase nació mientras Emmanuel estaba de gira en Europa, cuando coincidió una noche con Didi Gutman y Rafa Arcaute en Madrid. “Didi puso un loop de fondo, y buscando una melodía me salió la frase. Nos reímos, pero al principio quedó ahí”, recuerda. Unos meses después, el integrante de Brazilian Girls viajó a Buenos Aires y los tres retomaron el trabajo en el estudio. “Estábamos grabando otro tema, cuando terminamos, Didi le dio play al loop madrileño, yo recordé la frase y tres horas después teníamos la canción”.

¿Hay una persecución inconsciente del hit en los artistas?

No, es consciente. Hay fórmulas, y no se puede salir mucho de ahí. En algún punto, uno siempre busca el hit personal, es decir, la canción que más lo represente. Que sea lo más redonda posible en cuanto a concepto, idea y música. Esta canción apareció mientras jugábamos. En definitiva, uno quiere que lo quieran, es un poco lo que les pasa a todos. Parte de la violencia o de las cosas malas de lo que pasa, aunque suene naive, es la falta de amor. Entonces sí, cobra sentido la frase “yo solamente buscaba gustarte a ti”. En la música hay de todo, pero uno realmente disfruta cuando logra una conexión con el otro, yo busco esa complicidad.

Es la primera vez que el autor de Amor en Polvo entrega un sencillo sin tener terminado el álbum que lo contendrá. “Es divertido, me habían advertido que funciona como un allanador de caminos, algo así. No es que ahora intente hacer todas las canciones iguales, pero sí, naturalmente uno empieza a descartar cosas”, comentó. El trabajo se espera para el segundo trimestre de 2018 y tendrá once canciones. “Antes hacíamos los discos ocupando la cantidad máxima de minutos disponibles”, recordó sobre sus primeros años rapeando con Dante Spinetta. Y pone de ejemplo a Horno para calentar mares, que contiene 17 canciones.

Este año habrá poco Illya Kuryaki & The Valderramas. Aunque no se separaron, tanto él como Dante se concentrarán en sus propias carreras. Su hermano postizo acaba de lanzar Puñal, un álbum tan personal que ni siquiera Horvilleur se puede visualizar dentro de él. Ya durante el 2017 y de gira en formato banda, cada uno comenzó a trabajar en sus nuevos álbumes. “Estuvimos todo el año grabando, pero sin apuro; decidí hacerlo con calma para disfrutar cada minuto con mayor intensidad. No estuvimos más de cuatro días seguidos en el estudio. Lo que se viene está muy bueno”, adelantó.

¿Cómo hacés para llevar adelante estas dos vidas paralelas?

Esta nueva etapa sirve para concentrarse más en lo de uno. En los primeros diez años que fui solista tuve un hijo, ¿entendés? Soy tu nena empezó con esa cosa dualista de alguien queriendo conquistar una chica y terminó en un niño, para mí el chiste es muy serio. Uno puede tener una visión irónica y no por eso carece de peso. Para mí, todas mis canciones tienen peso porque las hice con mucha cabeza y les brindé todo de mí. En ese tramo solista dejé de tocar de manera internacional pero me subí a micros y recorrí toda la Argentina. Volver a eso es emocionante, recibí muchos mensajes con buena onda en las redes.

Hay muchas colaboraciones que eran impensadas dando vueltas ¿Tenés alguna intención de trabajar con algún artista internacional?

Yo creo que esas puertas se abren cuando lo tienen que hacer… el momento llega. Si me preguntás ahora sí quiero hacer una canción con Pharrell, me encantaría, obvio [risas]. Pero estos años con IKV hemos hecho colaboraciones; por ejemplo, con Miguel, a quien con Dante también hemos ayudado a traducir sus canciones. En este disco seguro habrá alguna participación. Yo tengo ganas de mezclarme con las nuevas generaciones, de habla hispana o de donde sea, y si se da con las generaciones de más arriba, también. Me encantaría hacer algo con León Gieco, que es amigo de la familia, además de una persona brillante. El futuro mío tiene que ver un poco más con eso, con lo tropical, donde podemos disfrutarnos unos con los otros en el plano musical.

Se nota que disfrutás de la vida. ¿A quién le agradecés todo lo que te pasa?

Soy un agradecido de muchas cosas. Vivo pensando en lo que me pasa y agradezco a muchas personas. No solo a Dios. No es que tenga miedo a decirlo, pero no es desde un lado religioso. Dios viene más a mí desde el lado de las energías. Pero hay un montón de gente que está ahí sumando, todo lo que uno hace es compartido. Todos los años de Kuryaki fueron muy disfrutables, con la banda entera y las giras… Quiero esa vida y creo en esa vida. Disfruto mucho el hecho de hacer música y que le llegue a la gente. Esta oportunidad solista va potenciar todo eso y está buenísimo.