VIVO

Café Tacvba en el Gran Rex: tomar la posta

Por Alejandro Panfil |
  • PH: Pepe Guevara
  • PH: Pepe Guevara
  • PH: Pepe Guevara
  • PH: Pepe Guevara
  • PH: Pepe Guevara
Los mexicanos volvieron al país con una lista de 24 temas, entre los que incluían clásicos de su repetorio y la presentación de 'Jei beibi', su más reciente trabajo. Un concepto global y una banda sin líderes que se apoya en las personalidades y vuelos creativos de los cuatro miembros.

No quedan dudas de que Soda Stereo fue la banda más grande a nivel popularidad y prestigio que dio Latinoamérica. Tampoco quedan dudas de que quienes tomaron la posta fueron los mexicanos de Café Tacvba, tal vez sin la necesidad exclusiva de moverse en estadios. Por eso, nada mejor que, cada un año o dos, celebrarlo con una nueva visita a la ciudad de la furia y a un lugar tan emblemático como lo es el Teatro Gran Rex.

Rubén Albarrán, Emmanuel del Real y los hermanos Joselo y Quique Rangel Arroyo llevan 28 años como banda, recibieron varios Grammys y también el premio Leyenda MTV de manos del mismísimo Morrissey. Esta vez, llegaron para presentar los temas de su nuevo disco, Jei beibi (2017), y demostrar que conservan la misma consistencia artística y escénica de siempre; no dependen de un hit o de otros artificios para convocar y ser respetados: Café Tacvba es un concepto global y una banda sin líderes que se apoya en las personalidades y vuelos creativos de cuatro individuos bien identificables. En muchos casos, cuatro personalidades bien marcadas harían implosionar a una banda, pero a los de Ciudad Satélite esa condición los potencia como grupo humano y provoca que cada uno de ellos logre desarrollarse musicalmente sin sentirse encorsetado por un estilo determinado.

Prueba de ese desarrollo individual que permite Café Tacvba es que abre el show con Futuro, tema que canta Quique en el último disco. El vocalista de este caso sale a tocar su bajo luciendo una especie de rasta multicolor que cubre hasta su cara. De Jei beibi siguen por Disolviéndonos y Matando, y la noche se va encendiendo progresivamente.  “Como se imaginarán, vamos a presentar algunos temas de nuestro último álbum, pero quédense tranquilos que también vamos a hacer unas rolitas de las viejas”, avisa Rubén. Y así, da paso a Volver a comenzar (Sino, 2007),  un clásico con el que ya nadie se queda sentado en las butacas del Rex.

La lista es extensa, 24 canciones. Incluye todo lo que ellos están con ganas de ofrecer y lo que la gente quiere escuchar. Así pasan Eres, los covers Cómo te extraño y Chilanga banda de Leo Dan y Jaime López, respectivamente, y siguen los éxitos con Puntos cardinalesLas Flores, Eo y La chica banda. Mientras tanto, y entre cada uno de los temas, un Rex lleno corea, pide y anticipa El baile y el salón, que llega al final del primer bis que abrió Meme, emocionando a todos hasta las lágrimas con El mundo en que nací.

Rubén, antes del cierre, se toma unos minutos para dialogar con el público y enviar “buenos pensamientos” a los estudiantes −recordando a los 43 asesinados de Ayotzinapa en 2014 −, hacia las mujeres, la comunidad LGBTIQ, los animales y a la Madre Tierra.  Se van, finalmente, con Enamorada y su reversión de Déjate caer, el clásico de Los Tres, ejecutado y coreografiado por estos cuatro individuos bien identificables que, juntos, conforman ese irresistible combo musical que es Café Tacvba.