ENTREVISTAS

Seu Jorge: “Aprendí mucho sobre Bowie”

Por Leila Cobo |
  • Escena de The Life Aquatic with Steve Zissou
El 12 de noviembre, el artista brasileño llegará a la Argentina con la gira The Life Aquatic – Un Tributo a David Bowie, para presentarse en el Club Ciudad de Buenos Aires, en el marco del Personal Fest 2017.

El cantautor y actor brasileño Seu Jorge –mejor conocido por sus roles en Ciudad de Dios y su distintivo sonido de pop samba– no conocía a David Bowie cuando el director Wes Anderson le pidió que hiciera unos covers de los mejores hits del Duque Blanco para su película de 2004, The Life Aquatic with Steve Zissou.

Tomando el rol del trovador y marinero de cubierta, Pelé Dos Santos, Jorge cantó la música de Bowie a su manera, en portugués, en un estilo tan soul que el propio Bowie dijo: “Si Seu Jorge no hubiera grabado mis canciones en portugués, nunca habría escuchado este nuevo nivel de belleza que les dio”.

¿Te sorprende que la gente todavía le entusiasme escuchar tus versiones de canciones de David Bowie?

Sí, pero Bowie dejó muchas melodías por todo el mundo. Todos los públicos tienen una hermosa mezcla de gente: mis fans y los fans de Bowie. Creo que mucha gente viene al show para celebrarlo a él. Yo hice esto para él, para celebrar su carrera y sus canciones con este público que tiene alrededor del mundo.

¿Recordás lo que estabas haciendo cuando te dijeron que David Bowie había muerto?

Era 10 de enero. Me acuerdo muy bien al día de hoy. Lo vi primero en Instagram. Y un montón de gente me mandó mensajes de apoyo y me dijeron que estaban escuchando el disco con canciones de Bowie. Tres días después falleció mi papá. Fue una semana difícil.

Me sorprende que nunca hayas conocido a Bowie, pero sin embargo conectaste musicalmente de forma tan profunda con él...

Fue un gran honor trabajar sobre estas hermosas canciones. Bowie fue un genio. Fue un privilegio hacerlo.

Cuando recibiste la llamada de Wes Anderson para grabar la música, ¿conocías su trabajo?

Lo conocía, pero no era un fan. En mi barrio, las cosas eran simples, especialmente mi vida. Era mi mamá, mi papá y mis tres hermanos, en una casita chica y no teníamos un sistema de sonido. Solo teníamos una radio AM. Las únicas canciones que escuché en mi adolescencia fueron de la radio. Y la radio pasaba canciones de Bowie, pero no toda su carrera. No tenía plata para comprar álbumes. Pero mi influencia musical era más que nada música negra estadounidense y brasileña. Crecí escuchando toda clase de sonidos, pero el rock and roll no era una parte importante en mi vida. Solo porque no tenía los recursos, no porque no lo disfrutara. Me gustaba mucho. Y tuve la oportunidad de aprender mucho sobre Bowie, sobre el rock and roll, su comportamiento, su influencia en la moda.

Cuando escuchaste la música de Bowie que tenías que versionar, ¿hubo alguna canción que te sorprendiera?

Life on Mars es definitivamente la canción que más disfruto tocar. Es tan romántica, tan melódica y tan emblemática en su carrera… Es imposible no tocarla. El público reacciona con mucho amor cuando toco esa canción, y le pongo todo lo que tengo. Cuando Wes me pasó el repertorio, me puse escuchar tema por tema y me di cuenta de lo complicado que iba a ser este disco. Especialmente porque en Brasil, en los 80, la música que se escuchaba en Estados Unidos llegaba cinco años más tarde. Ahora con internet es más fácil, pero en los 80 era muy difícil.

Hay más en vos que The Life Aquatic. ¿En qué estás trabajando para el año que viene?

Estoy entusiasmado con volver al estudio. Ahora estoy en el colectivo, tengo mi computadora, mi guitarra, mis micrófonos... estoy empezando a armar algo. Tengo muchas ideas. Me muero por componer canciones en estilo brasileño, incorporando las influencias que tengo ahora. Tengo mucho para decir en mi música.