ENTREVISTAS

Camila Cabello: la niña mimada de la música mundial

Por Santiago Torres & Jota Ayerza |
Mientras se codea con Bruno Mars, Major Lazer y Young Thug la ex Fifth Harmony encabezó el Hot 100 Festival y se prepara para el lanzamiento de su álbum debut, 'The Hurting. The Healing. The Loving.', para fines de septiembre.

Si los sueños se cumplen, Camila Cabello es la prueba viviente de ello. En cinco años pasó de ser una quinceañera fanática de One Direction a tener su propio fandom en todo el mundo: los camilizers. Cuando en 2012 audicionó para el reality de TV The X Factor, terminó seleccionada junto a otras cuatro chicas para finalmente formar la girl band Fifth Harmony. De esta manera representa el anhelo de millones de adolescentes que desean poder dar la vuelta al mundo cantando y bailando. “Saludos a mis fans de Argentina, los quiero”, desliza.

En diciembre de 2016, luego de dos EP, dos álbumes, premios e ingresos en el Hot 100 y Billboard 200 con sus excompañeras, Cabello lanzó su carrera solista. “Han pasado casi cinco años y es el capítulo más importante de mi vida hasta ahora. Estoy muy orgullosa de todo lo que hemos logrado juntas como grupo y de haber sido parte de él”, comunicó la cubana tras su partida. A los pocos días, la revista Time la incluyó en la lista de “Los 30 adolescentes más influyentes de 2016”. Pero los coqueteos con una carrera solista habían comenzado en 2015 cuando compuso junto con Shawn Mendes I Know What You Did Last Summer.

En 2017 logró el reconocimiento de sus pares; lanzó su primer sencillo, Crying in the Club; colaboró con Pitbull y J Balvin en Hey Ma, soundtrack de la última película de Rápido y Furioso; y se sumó con Quavo y Travis Scott a lo nuevo de Major Lazer, Know No Better. “No duermo”, reveló entre alguna risa. Camila también está de gira con Bruno Mars, como número de apertura de todos sus shows en los Estados Unidos. Probablemente, por todo esto su presentación como headliner en el Hot 100 Festival fue su concierto más importante.

Por supuesto que hablás en castellano, es tu idioma natal…

Nací en Cojimar, Cuba, y también viví un ratico en México. Además, Jennifer, mi vecina y una de mis mejores amigas, es de Argentina. ¡Boludooo! Ella vivía en Buenos Aires y ahora vive como yo, en Miami.

¿Cómo hacés con tu tiempo? Tenés muchos compromisos y viajes, pero me imagino que también querés divertirte.

Sí, claro. ¡Pues no duermo! Esa es la respuesta [risas]. Creo que, a veces, quiero ser solo una niña de 20 años. Pero, por ejemplo, ahora estoy de gira con Bruno Mars, y para no perder la voz, cuando no estoy trabajando o cantando, no tengo que hablar, estoy en vocal rest. Hubo un día que ya me estaba faltando la voz y me quedé hasta las ocho de la mañana hablando y viendo películas con los bailarines y los músicos. A la semana siguiente, tuve que sufrir las consecuencias de no ser responsable y me quedé sin voz. Pero tengo que vivir. Creo que todo se trata de balancear, porque no puedes estar trabajando todo el tiempo. A la vez, soy artista y necesito experiencias sobre qué escribir. You know, para inspirarte necesitas vivir la vida, pero también ser responsable y descansar.

¿Sos de creer en Dios, en el universo, en el amor? ¿A quién le agradecés todo lo que te está pasando?

En una gran parte hay algo más en el universo, no sé bien qué es, si es Dios o una energía. Honestamente, no lo sé. Pero sí creo en el destino y pienso que todas las experiencias, dependiendo de cómo tú las veas y las uses, te sirven para mejorar y elegir tu camino en la vida. Sé que he trabajado superduro para llegar a este punto. También tengo una familia increíble, el apoyo de mis fans y dentro de mi equipo hay mucha gente que me quiere ver ganar, son como mi familia. No puedo resumirlo en una sola cosa, es el conjunto de varias.

Una cosa que me dijeron tus seguidores fue: “La queremos mucho porque sentimos que es como nosotros”. Pareciera que representás ese sueño porque antes eras una fan. ¿Lo sentís así?

Yo era superfan de One Direction, hasta tenía una cuenta de Twitter dedicada a ellos. Me acuerdo de que dos meses antes de audicionar para The X Factor, vi su show en Miami y Niall [Horan] tiró un zapato al público, y cuando terminó el concierto estábamos un grupo de niñas llorando por el zapato [risas]. Pero sí, qué bueno que digas eso, porque definitivamente miro a mis fans como si fueran mis amigos, mi familia. Yo no me siento diferente. Creo que estamos al mismo nivel, nadie más arriba que el otro.

¿Qué estás escuchando en este momento?

Mucho hip hop, y también, como estoy de tour con Bruno Mars, escucho muchas de sus influencias como Prince, Earth Wind & Fire o James Brown. También cosas de los 80. Crecí con mucha música latina. Michael Jackson era uno de los únicos artistas del mundo inglés que nosotros escuchábamos. Así que es raro, pero recién ahora estoy descubriendo la música de los 70 y 80 de los Estados Unidos. Estoy aprendiendo mucho de eso.

El Billboard Hot 100 Festival es tu primera aparición como headliner, ¿cómo lo vivís?

Este es mi primer festival como solista. Con Fifth Harmony hicimos pocos y ninguno tan importante. Me encanta, es una experiencia completamente diferente. Compartir escenario con Major Lazer, que son bestias y muy buenos en los festivales, porque atraen a todo el público y todos saltan con ellos, es muy distinto a lo que vivo con Bruno Mars, donde casi todos lo van a ver a él. Lo bueno aquí es que hay más mezcla, porque hay muchos artistas y más público para todos. ¡Anoche no pude dormir! Estuvimos pensando en hacer algo bien distinto.

También colaboraste con J Balvin. Con el fenómeno de Despacito, confirmamos un boom latino en la escena internacional. ¿Te sentís parte?

¡Sí! Es increíble. Me acuerdo cuando fui a Londres este año que Despacito era la canción número uno allí. Yo vivo en Miami y crecí escuchando música latina; en lo personal, no hay mucha sorpresa. Pero demuestra que, gracias a Internet y todos los servicios de streaming, el mundo es cada vez más chiquito. Hay menos barreras, menos muros, y la música buena es música buena.

También te convertiste en un ícono de la moda. En el local de Guess de La Quinta Avenida de Nueva York hay gigantografías tuyas. Manejar el ego no debe ser fácil...

Hacer cosas para la moda me encanta, y el equipo de Guess es increíble. Sin embargo, me enfoco en la música las 24 horas del día. Todo el tiempo estoy trabajando para ser mejor artista, y en cómo ser mejor músico. Eso es lo mío. Solo quisiera tener un novio para después luego romper con él, y que cuando vaya al centro comercial vea mi cara por todos lados. Así no se va a poder escapar [risas].

¿Qué le podés decir a tu fandom en Sudamérica? ¿Vas a hacer canciones en castellano? 

Claro que sí. A ellos les quiero decir que los quiero mucho. ¡Muchísimas gracias por su apoyo! Ya estamos hablando con mi mánager para viajar hacia Sudamérica y Argentina lo más pronto posible. La energía que hay en el vivo en esos países es única, nada se compara con eso. Así que estoy superemocionada. Si no es a fines de este año, es a principios del que viene, te lo prometo.