LATINO

¿Por qué 'Despacito' es la canción más exitosa de los últimos 20 años?

Por Santiago Torres |
Cuatro razones detrás del hit de Luis Fonsi y Daddy Yankee que hackeó el cerebro de millones de personas.

Actualmente, Despacito es la canción más popular del planeta, y se suma al club de aquellas que no tienen fecha de vencimiento, como La BambaLambadaVolare Macarena. Se estrenó el pasado 12 de enero y, seis meses después, el hit cuenta con dos versiones paralelas que lideran los charts, incluso de países que no son hispanoparlantes como Alemania, Austria, Croacia, Dinamarca, Rusia, Nueva Zelanda o Portugal, sólo por mencionar algunos. Con el remix de Justin Bieber suman tres mil millones de reproducciones en YouTube.

Existen múltiples teorías y debates sobre su popularidad y su fenómeno sociocultural. Según el puertorriqueño Luis Fonsi, la idea le vino a su mente una mañana, apenas había despertado. “Las primeras líneas del estribillo llegaron a mí en un sueño, salí corriendo al estudio y me puse a componer”, contó, y así agregó una carga esotérica y hasta psicológica a la canción más sintonizada en la historia de la humanidad. Aunque es obvio que en un futuro cercano el público empezará a hartarse de ella por cuestiones de exposición y modas, es innegable que marcará una época y nos recordará para siempre estos días. Es por eso que el equipo que la creó y la relación de su música y letra con los signos de esta era permiten aventurarnos en creer que no estamos deltante de un número uno más. Aquí cuatro razones de su impacto:

1 - EL EQUIPO

La canción fue compuesta por Erika Ender, Daddy Yankee y el propio Fonsi, y se grabó por un grupo de productores e ingenieros que diseñaron algunos de los tracks más escuchados en las radios y YouTube de los últimos años; al trabajo de los productores Mauricio Rengifo –de Cali & el Dandee, y compositor de Thalía, Paulina Rubio, CNCO y de Traicionera de Sebastian Yatra− y Andrés Torres –baterista colombiano y compositor de Shakira, Enrique Iglesias, Alejandro Sanz y Carlos Vives−, hay que sumarle el aporte lírico y la mezcla del equipo que posteriormente hizo el remix de la versión que Justin Bieber popularizó.

Hay que reconocer que la interpretación es impecable. La reconocida afinación del cantante de No me doy por vencido se vincula con el flow que propone Daddy Yankee. El rapero acaba de superar los mil millones de reproducciones en YouTube con Shaky shaky, y se convirtió en el primer latino en ser número uno de Spotify, lo que comprueba su manera de entender a las audiencias masivas.

Por su parte, Justin Bieber canta en español en su propia versión y reemplaza, con una sobresaliente performance vocal, a los dos puertorriqueños en algunas partes; mientras, compite consigo mismo en el Billboard Hot 100: con Despacito hace nueve semanas en el N°1 del ranking y con el éxito de I’m The One, de DJ Khaled feat. Quavo, Chance The Rapper y Lil Wayne, el canadiense ocupó simultáneamente los dos primeros puestos del chart.

El videoclip fue otro acierto. Su director, Carlos Pérez (Ricky Martin, Wisin, Maná), señaló que buscó imágenes de sensualidad y baile, y que la canción está "cargada por los ángeles". Además, agregó que la realización audiovisual fue una "carta de amor a Puerto Rico". La actriz elegida, la boricua Zuleyka Rivera, fue Miss Universo en 2006 y es amiga personal de Fonsi. Con 2500 mil millones de reproducciones en YouTube, se cree que la versión en español pronto cruzará la barrera de los 3 mil millones de views y se convertirá en la canción más reproducida de todos los tiempos, puesto que actualmente ocupa See You Again, de Wiz Khalifa feat. Charlie Puth –el tema del soundtrack de Rápidos y furiosos 7 destronó esta semana a Gangnam Style, de PSY, que reinó la lista de los más reproducidos por cinco años-.

2 - LA MÚSICA

El tema está montado sobre un loop de cuatro acordes (Bm - G - D - A) que se repite de principio a fin; este mantra genera una suerte de hipnosis musical. Esa progresión armónica se encuentra en cientos de canciones pop y de rock (como De música ligera de Soda Stefeo sólo por nombrar uno)que nuestro cerebro ya tiene incorporadas. Los seres humanos disfrutamos descifrar la incertidumbre sonora, por eso repetimos las canciones que nos gustan y nos emocionamos cuando en un show el artista interpreta lo que ya conocemos. Funciona como una recompensa para nuestra mente. Por otra parte, los cientos de versiones y covers que se suben todos los días a las redes sociales tienen que ver con que los músicos de cualquier categoría y habilidad conocen e identifican fácilmente estas notas.

Además de destacar el beat y el sonido, el productor Nahúm García cree que la clave y la genialidad del tema están en cómo se rompe el ritmo antes del estribillo y en cómo esto hackea el cerebro. García se refiere al minuto 1:23, en el que la melodía se detiene y por primera vez, Fonsi o Bieber dicen "Des-pa-ci-to". Aunque es casi imperceptible, el fraseo desencaja en el tempo y se retrasa respecto a la métrica que lleva el ritmo. Este truco sólo ocurre una vez para evitar “desencajarnos” del todo.

Despacito combina elementos sonoros y estructurales de la música pop con una línea de bajo típica de la cumbia, el repiqueteo del reggae, guitarras y melodías flamencas –el principio del tema recuerda también a Hotel California de The Eagles– y con el ritmo de mayor crecimiento de los últimos años, el reggaetón. Derivada del dembow jamaiquino, la sensualidad de la letra se ajusta a un beat exacto y bailable. Asismimo, el track frena y comienza nuevamente en varias oportunidades, generando adrenalina y cambios de pasos.

Finalmente, la estructura se inicia con una vuelta instrumental pegada a cuatro versos: dos a cargo de Bieber, luego uno en manos de Fonsi y después otro que canta Daddy Yankee. Después, llega el famoso estribillo, un puente (“Quiero ver bailar tu pelo..”), un segundo puente (“Si te pido un beso, ven, dámelo..”), y recién a los 2:05 minutos, aparece una nueva parte fundamental que se repite dos veces y que hace que la atención no decaiga (“Pasito a pasito, suave suavecito”). Con este último pie, vuelve el estribillo, pero en esta ocasión sin la micro pausa. Para el final, se repiten las partes más efectivas: el primer verso de Fonsi pegado nuevamente al estribillo −aunque con cambio de letra, y esta vez, en inglés (“I just wanna hear you screaming '¡Ay, bendito!'”)−. También incorporan lo mejor de Yankee (“Pasito a pasito”) y cierran en el remix a tres voces, por supuesto, con la palabra “Des-pa-cito”.

3 - EL IDIOMA

En una era donde Internet nos permite ser testigos de lo que pasa en casi todos los rincones del planeta, los distintos idiomas, la apertura mental y la valorización por las diferencias penetran cada vez más punzantes en las personas. En ese contexto, el español no solo avanza en los Estados Unidos −los latinos ya son la segunda minoría−, sino que en Europa y en Asia, la canción es una de las más utilizadas para enseñar y aprender el idioma.

El caso de los humoristas italianos que se burlan de Fonsi y el parafraseo del propio Bieber son ejemplos perfectos de cómo el tema rompe fronteras y alcanza a personas de otros países.

4 - EL MENSAJE

El gran secreto radica en este aspecto. Con un pasado reciente donde el género urbano muchas veces desplegó versos misóginos o peyorativos, Despacito funciona como una oda a la mujer: “Que le enseñes a mi boca tus lugares favoritos”. Para muchos, es un manual para la conquista y una seducción respetuosa: “Sí, sabes que ya llevo un rato mirándote, tengo que bailar contigo hoy. Vi que tu mirada ya estaba llamándome, muéstrame el camino que yo voy”.

Por supuesto que también hay una carga sexual latente: “Déjame sobrepasar tus zonas de peligro, hasta provocar tus gritos y que olvides tu apellido” o “Quiero desnudarte a besos despacito, firmo en las paredes de tu laberinto y hacer de tu cuerpo todo un manuscrito”.

Pero, por sobre todas las cosas, describe el objetivo que persiguen la mayoría de las personas occidentales, que es disfrutar el momento, el camino y bajar la velocidad y el ritmo de vida. Acerca al oyente, casi sin que se dé cuenta, a una conciencia plena pseudo budista: “Esto hay que tomarlo sin ningún apuro”, cantan.

LAS 20 CANCIONES MÁS EXITOSAS E INFLUYENTES DE LOS ÚLTIMOS 20 AÑOS

  • 1997 - Elton John - Candle in the Wind
  • 1998 - Cher - Believe
  • 1999 - Ricky Martin - Livin' la vida loca
  • 2000 - Santana - María María 
  • 2001 - Christina Aguilera, Pink, Mya, Lil' Kim - Lady Marmalade 
  • 2002 - Eminem - Lose Yourself
  • 2003 - Beyonce feat. Jay Z - Crazy in Love
  • 2004 - Usher - Burn
  • 2005 - James Blunt - You're Beautiful
  • 2006 - Shakira feat. Wyclef Jean - Hips don't Lie
  • 2007 - Rihanna - Umbrella 
  • 2008 - Katy Perry - I Kissed a Girl
  • 2009 - Black Eyed PeasI Gotta Feeling
  • 2010 - Bruno Mars - Just the Way You Are
  • 2011 - Adele - Someone Like You
  • 2012 - Gotye feat. Kimbra - Somebody that I Used to Know 
  • 2013 - Robin Thicke feat. TI y Pharrell - Blurred Lines 
  • 2014 - Pharrell Williams - Happy
  • 2015 - Wiz Khalifa feat. Charlie Puth - See You Again
  • 2016 - Drake feat. WizkidKyla - One Dance
  • 2017 - Luis Fonsi y Daddy Yankee ft. Justin Bieber - Despacito