SHOWS

El estreno de Sép7imo Día: un hombre alado extraña la tierra

  • PH: Nancy Martinez
  • PH: Nancy Martinez
  • PH: Nancy Martinez
  • PH: Nancy Martinez
  • PH: Nancy Martinez
  • PH: Nancy Martinez
  • PH: Nancy Martinez
  • PH: Rodrigo Alonso
  • PH: Rodrigo Alonso
  • PH: Rodrigo Alonso
  • PH: Rodrigo Alonso
  • PH: Rodrigo Alonso
Anoche arrancó la seguidilla de 70 funciones del homenaje de Cirque du Soleil a Soda Stereo. Un show de acrobacia donde la protagonista es sin duda la música.

A principios de los 80, cuando el trío de Soda Stereo buscaba completar su formación, músicos como Ulises Butrón, Richard Coleman y Daniel Melero, entre otros, probaron suerte para ver si podían ocupar el rol del cuarto integrante; pero parecía que no era posible que alguien más se incorpore al grupo. No porque la banda no quisiese, sino porque simplemente no era posible: el vínculo entre los tres era tan estotérico, tan impenetrable, que cualquiera que intentase unirse se sentiría ajeno. Ayer en el estreno de Sép7imo Día – No descansaré, el homenaje de Cirque du Soleil a la banda de Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti, el Luna Park fue testigo del vigor férreo que tiene la música: “Por primera vez, Soda va a dejar que alguien entre en su triángulo: ustedes”, anunció una voz mientras el estadio estaba todavía a oscuras y después de que la gente haya ovacionado a Zeta y a Charly cuando llegaron a las plateas.

El espectáculo marca el cuarto tributo musical de la compañía tras haber trabajado con la música de The Beatles, Michael Jackson y Elvis Presley. Habrá 70 funciones en el mismo predio todos los días hasta el 14 de mayo, y ya se vendieron la mayoría de las localidades. Luego, veinte camiones trasladarán el show a Córdoba y, más tarde, a América Latina. “Inventamos un mundo nuevo en base a las canciones y en la relación que tenía el grupo con su audiencia”, le dijo a Billboard Michel Laprise, director y escritor de la obra -Chantal Tremblay es quien completa el dúo creativo-. Y tiene razón: es la primera vez en la historia de Cirque du Soleil que hay público de pie que se mezcla con las performances de los artistas. Por ejemplo, las corpulentas ruedas que llevaban a los acróbatas dentro giraron entre la multitud, la pecera donde nadaron dos artistas sin tomar aire en toda la actuación estuvo ubicada en el campo y se armaron "fogones" entre la gente cuando la mexicana Zendra Tabasco -que también tuvo un número de danza aérea con un arnés que la sujetaba del pelo- interpretó Té para trés.

Nunca tuvimos un sonido tan fuerte en Cirque. Por lo general hay vecinos alrededor de la carpa, eso nos limita mucho. Y en Las Vegas hay gente mayor, así que no conviene. Pero Soda Stereo era conocida por su música fuerte, y así es cómo debe ser esto. Tenemos la calidad de estudio pero con la crudeza del vivo”, explicó Laprise.

El soundtrack fue producido y mezclado por Zeta y Charly y coproducido por Adrián Taverna, que también digitalizó y restauró las cintas originales para crear nuevas versiones de los temas. Incluso, algunas baterías fueron regrabadas. La hermana de Gustavo, Laura Cerati, también se involucró en la producción. El show repasó la mayoría de los álbumes de la banda, sin respetar una cronología fija y creando una escena en particular para cada tema. Desfilaron temas como El séptimo día, Cae el sol, Planta, Picnic en el 4°B, Te hacen falta vitaminas, Mi novia tiene bíceps, Un misil en mi placar, Prófugos, Crema de estrellas, Cuando pase el temblor, Luna roja, Sobredosis de TV, Persiana americana, Signos, Un millón de años luz, En la ciudad de la furia, Primavera 0, De música ligera y Terapia de amor intensiva.

“Sería un lindo momento para que ustedes iluminen el estadio. Son estrellas. Todo el mundo es una estrella”, se escuchó decir a la voz de Cerati. Es la frase que enunció en uno de los conciertos de 2007 en River Plate, esos que marcaron el regreso de Soda Stereo después de 10 años de separación. Acompañados por las voces y fotos del grupo, los acróbatas –37 personas de maquillaje y vestuario psicodélico− lucieron su destreza física sobre un escenario cóncavo que simulaba ser un planeta, con juegos de pantallas y luces de primer nivel, guiños a la estética, videos e historia de Soda e interacción con diferentes elementos: arneses, diábolos, colchones, barras, jaulas, espejos, sogas y hasta una flor metálica gigante. Si conquistar sin riesgo es triunfar sin gloria, estos artistas se llevan una merecida y honorífica victoria: a cada peligroso movimiento se le sumaba la dificultad de estar coreografiado. Y así, en la ciudad de la furia, Gustavo fue parte de todos. Para siempre.

 

Anoche fue el estreno mundial de #Sep7imoDia #SodaCirque @sodacirque7d las fotos 🔛 📸: Nancy Martinez & Rodrigo Alonso

Una publicación compartida de Billboard (@billboardarg) el

 

#Repost @mirandaenvivo with @repostapp ・・・ 🔥🔥🔥🔥

Una publicación compartida de Billboard (@billboardarg) el

 

@laliespositoo en #Sep7imoDia

Una publicación compartida de Billboard (@billboardarg) el

 

#Sép7imoDía #SodaCirque #LunaPark #SodaStereo #Cerati Soda Stereo Sép7imo Día - No Descansaré by Cirque du Soleil Todos los créditos a la red.

Una publicación compartida de Gustavo Cerati (@ceratiunsoda) el

 

#Sép7imoDía #SodaCirque #LunaPark #SodaStereo #Cerati Soda Stereo Sép7imo Día - No Descansaré by Cirque du Soleil Todos los créditos a la red.

Una publicación compartida de Gustavo Cerati (@ceratiunsoda) el