HOMENAJES

David Bowie, la estrella negra

Por Douglas Wolk |
“¡Por supuesto que David Bowie tenía funk!”, sostiene George Clinton. Bowie ha dejado realmente en claro la relación de amor que tuvo toda su vida (y que le cambió su carrera) con la música negra, desde el R&B hasta el disco y el rap.

David Bowie llamó al R&B y el soul “el cimiento de toda la música popular” y volvía a esas encarnaciones cada tanto, desde su segundo single, el cover de I Pity The Fool, el hit N°1 de R&B de 1965 de Bobby “Blue” Bland, hasta los discos de Kendrick Lamar que escuchó mientras grababa Blackstar medio siglo después. Sus presentaciones a principios de 1972 con The Spiders From Mars incluyeron un popurrí de Hot Pants de James Brown, en ese entonces de un año de vida. En 1983, criticó a MTV por el hecho de que se mostrara “a tan pocos artistas negros”.

La colaboración de Bowie con una de las mentes maestras del disco, Nile Rodgers, de Chic, en Let’s Dance de 1983, le dio su primera media docena de hits dance en el top 10 y resucitó la flaqueante carrera de Rodgers: “Él me rescató −le cuenta el guitarrista a Billboard−. Sucedió que la gente dijo ‘La música disco apesta,. Entonces soy una persona no grata. Y este tipo David Bowie, que es un dios del rock, dice ‘No solamente quiero probar suerte con él, yo creo en él’”. Bowie y Rodgers se reunieron en 1993 para Black Tie White Noise, cuyo tema homónimo era un dueto con la estrella del new jack swing, Al B. Sure. Para 1997, Bowie estaba incorporando ritmos drum ‘n’ bass en su álbum Earthling y tocando en la carpa dance del Phoenix Festival en Inglaterra. Incluso apareció en el chart de Canciones de Rap del Momento con Fame ’90, un remix con Queen Latifah.

La versión original de esa canción emergió para su compromiso más largo con el R&B, que comenzó en 1974 durante la gira para su álbum Diamond Dogs. Fascinado con los nuevos sonidos que salían de Filadelfia, Bowie grabó a mediados de gira en el capitolio de la música dance de la ciudad, Sigma Sound, y comenzó su siguiente álbum, Young Americans.

Para el momento en que la banda regresó a la ruta, su música se había transformado. La gira Philly Dogs fue efectivamente un espectáculo de variedades soul, que incluía al entonces desconocido vocalista Luther Vandross (cuya canción Funky Music Bowie había reformulado como Fascination). El setlist incluía un cover más funky del single de 1961 de The Flares Foot Stomping, alimentado por un riff de su nuevo guitarrista Carlos Alomar; pronto evolucionó en su primer hit N°1 en el Billboard Hot 100, Fame. Más adelante, Bowie desmereció Young Americans como “soul de plástico”. Pero George Clinton ha reconocido que Fame directamente inspiró Give Up The Funk, de Parliament: “Tiene el mismo feeling. ¡Por supuesto que David Bowie tenía funk! No conocés a David Bowie si preguntás si tenía funk”.

***

Podés leer también:

El Duque Blanco: juegos de seducción

David Bowie y la conquista del espacio exterior

Nuevo video y EP de David Bowie

Descubren otro secreto en el vinilo de Blackstar

2016: el año del adiós

Bowie llegó a WhatsApp

Las últimas grabaciones de Bowie estarán en un álbum

Se vienen dos grabaciones de Bowie